LUNES 20-ABR: Boy Eating the Bird’s Food

índice

Un joven y nervioso contratenor sin empleo vive aislado en un desangelado piso ateniense, donde no tiene ni siquiera alimentos que llevarse a la boca. Para conseguir un mínimo de le quita azúcar al vecino o comparte el alpiste con su canario. Un tenso deambular llena sus días, sólo interrumpido por eléctricos y desesperados estallidos de acción. La situación alcanzará el límite cuando el agua deje de salir de los grifos y el desahucio empiece a planear sobre su cabeza. La escena más impactante y controvertida de Boy Eating the Bird’s Food, que por razones obvias no desvelaremos, pero que se identifica al instante, emparenta la ópera prima del griego Ektoras Lygizos con toda una corriente de imágenes extremas que viene produciendo el cine procedente del Este de Europa en los últimos años, y de la que A Serbian Film (2010) sería quizás el ejemplo más paradigmático

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s